Tienes la idea pero no sabes desarrollarla.
Un escenario común en el mundo del emprendimiento ocurre antes de atreverse a emprender. Este momento se basa en una persona que tiene una idea multimillonaria capaz de revolucionar nuestra era y cambiar cómo se hace todo actualmente, pero no puede llevarse a cabo porque este emprendedor tiene la idea pero no sabe desarrollarla.

O tal vez sabe cómo hacerlo y comienza a emprenderlo pero renuncia después de cierto tiempo ya que no percibe su avance y se desmotiva luego de los diferentes obstáculos que se presentaron. También está el momento en que una persona pudo emprender su idea, y le va bien, pero no conoce su avance en la industria y lo valioso que puede ser su negocio.

Si no quieres caer en ninguno de estos escenarios y te sientes curioso por saber cómo emprender y medir tu progreso entonces te invito a que sigas leyendo este artículo.

El arte de establecer objetivos.
Para establecer un objetivo es necesario que tengas los siguientes parámetros definidos:

• Qué harás (tu proyecto)
• Cuándo lo harás (el tiempo que tardarás en iniciar tu proyecto)
• Con quién lo harás (socios, empleados)
• Por qué lo harás (motivación personal o impacto en la comunidad)
• Dónde lo harás (locación de tu local, oficina)
• Qué necesitas para hacerlo (dinero o material necesario para tu proyecto)

Esta práctica es necesaria porque al conocer todo lo que necesitas para comenzar tu proyecto, incluyendo las estrategias de marketing que te gustaría utilizar, comienzas a visualizarlo y motivarte a ejecutarlo. Además, puedes aprovechar esta etapa para revisar tu modelo de negocios y reestructurarlo hasta hacerlo más fácil de llevar a cabo.

Es importante.
Que tengas en mente el propósito de tu emprendimiento y la cantidad de tiempo que planeas invertir hasta que comience a funcionar, para que una vez llegada esa fecha, puedas conocer qué tanto has avanzado comparado con su primera fase, en la cual solo era una idea. También puedes ver si cumpliste todas las características de tu objetivo y concluir en qué cambiaron tus expectativas y las de tu empresa.

Si ya tienes un proyecto en marcha.
Entonces aplica los mismos parámetros dentro de tus futuros objetivos para que conozcas qué tanto avanzas en las diferentes áreas de tu empresa, y si la inversión que hiciste en ella vale la pena y presentó buenos resultados.

Al conocer cómo hacer objetivos, puedes tener una administración completa de tu empresa, aún si no ha comenzado, porque podrás administrar tu tiempo y tu dinero en cada meta que te propongas, todo esto con el fin de que tu emprendimiento sea exitoso.

 


CONTENIDOS PARA EMPRENDEDORES RELACIONADOS

COMPARTELO CON OTRO EMPRENDEROR - ¡GENiAL!
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email